12 mayo, 2020

GUSTAVO GARZO

gustavo garzo

Otro de los autores fundamentales para comprender la evolución del entrenamiento de powerlifting en España es Gustavo Garzo. Predicaba aquello de que si se trabajaba progresivamente con kilajes mayores, el tamaño muscular tenía que aumentar. Estaba muy bien documentado y se notaba en sus artículos. Una buena prueba de que conocía el powerlifting la tenemos a cuenta de cierta polémica que se creó en el “4º Trofeo Muvia”:

“Surgió una polémica suscitada por Gustavo Garzo, que se quejó de que las barras no eran reglamentarias, pero que por ahí pasaba, porque no era fácil hacerse con una de estas barras; sin embargo, no estaba dispuesto a admitir que se usara tabla  y toalla para la modalidad de sentadilla, porque él no había visto nunca a los grandes campeones usar estos utensilios accesorios y no eran reglamentarios… aducía [Gustavo] que de esta forma siempre serían las competiciones a nuestra manera y que cada organizador impondría sus reglas…” (“Fuerza y Vigor” nº 14, 1978)

El artículo seleccionado, de Gustavo Garzo, sigue sin ser un entrenamiento específico de powerlifting, pero propone la inclusión en el programa de ejercicios como Press de Banca y Peso Muerto, junto a otros como la Cargada. El objetivo es tratar de aumentar el peso que se carga en las barras. Es de 1970, más o menos por la misma época que los dos anteriores publicados de Clemente Hernández.

ENTRENAMIENTO DE POTENCIA

 (“Las Pesas”, nº84, octubre 1970)

          Este mes quiero afrontar un problema que a los físico-cultures con escasa experiencia, les hace pasar por etapas de desaliento, que, en la mayoría de los casos les conduce al abandono temporal, y total, de la actividad constructiva, en depresión de sus físicos. Me refiero, a los puntos muertos, o puntos de estancamiento.

          Básicamente este estado muscular sucede, cuando el músculo se ha acostumbrado al estímulo que se le  proporciona y se mantiene en él. El músculo es perezoso, y tiene a estar en una posición de mínima energía, como todo cuerpo en el planeta, no obstante, el músculo es muy obediente al mandato de la voluntad que lo domina y le hace moverse, sucede a veces que por condiciones peculiares de la mente del constructor, la voluntad envía estímulos de intensidad siempre igual por mucho tiempo, esto provoca en el músculo un acostumbramiento, a todo esfuerzo nervioso que proveniente del cerebro, le estimula, igualmente ocurre en el empleo del entrenamiento, el músculo se hace con el mismo esfuerzo por mucho tiempo, observando el culturista que le es imposible subir unos kilos en el peso de su barra o mancuernas porque le es prácticamente imposible moverlo, o simplemente medio kilo o sea aceptar un estímulo de intensidad superior.

          El músculo en sí tiene que cubrir las demandas que la mente le impone, en principio, también las demandas que la naturaleza le exige en cualquier esfuerzo puramente muscular. Si a nuestros brazos les obligamos a trabajar con 60 kilos en el curl y ellos sólo están capacitados, básicamente para 45, ellos han de forzarse a crecer hasta suplir esta demanda, una vez llegados se detienen y no continuarán hasta que una nueva demanda les obligue. Generalmente la mente es fundamental en este caso, y para resurgir de cualquier molesto bache de esta índole, lo mejor es adoptar una postura mental positiva, bien mediante sugestión, o una determinación firme. También el cambio de ejercicios es importante, pues él provoca un nuevo horizonte y un nuevo vislumbre que podría ser muy bien la solución a su problema.

          En la rutina que a continuación detallo he enfatizado primordialmente la adquisición de potencia y volumen, esto en esta etapa es muy estimulante para el culturista que desanimado, se ha encerrado en un caparazón de abatimiento nada aconsejable. Además los ejercicios están diseñados condicionalmente para el empleo de pesos elevados y los aumentos que se pueden lograr son realmente notorios.

ejercicios culturista y powerlifting

          Este programa se compone de cinco ejercicios. Dos de ellos les podríamos catalogar como movimientos puros de levantamiento de pesos, sin embargo, fijándonos en la especial ejecución notamos que la diferencia es notable, veremos esos puntos más adelante. Los tres restantes son movimientos constructores y que atacan duramente a las grandes zonas musculares, acelerando el proceso de crecimiento.

          El primero es un clean y press de movimiento continuo. Coloque la barra en el suelo, agárrela firmemente a una anchura cómoda, de ahí y teniendo las rodillas flexionadas, levántela hasta los hombros en un clásico clean con la diferencia de que usted lo hace mucho más lentamente que un levantador olímpico, así el estímulo en su espalda será mucho mayor, una vez ahí pressela con potencia y en un movimiento sin tirones hacia la total extensión de los brazos, bájela de nuevo al pecho y de ahí con lentitud, no se apresure, al suelo, repita en cinco repeticiones. Siete series serán ideales para un formidable desarrollo en las espaldas.

          En el segundo ejercicio encontramos todas las buenas cualidades del primero y además en beneficio que este movimiento imparte a las piernas es un clean y jerk también en movimiento continuo, con media sentadilla, al hacer el clean coja la barra y elévela hasta las clavículas, quedando en posición de media sentadilla, si nunca había hecho esto verá que sus músculos arden cuando acabe la serie, de ahí suba la pesa en jerk sin mucho tirón, hacia la total extensión de los brazos, baje y repita cinco repeticiones. También siete series son inmejorables.

          Todos han hecho alguna vez remo hasta el cuello, es muy sencillo, pongan especial cuidado en bajar la barra lentamente, nada de dejarla caer de golpe, pierde todo el efecto benéfico sobre los músculos. Hágalo igualmente en siete series de cinco repeticiones.

          Todos conocen el press de banca y el peso muerto, esto hay que hacerlo con mucha potencia, es interesante, de lo contrario restarán esfuerzo y no conseguirán los resultados que desean. Sigan esta secuencia en el press de banca 10 repeticiones con peso más bien ligero, incremente y haga 8 repeticiones más y 6 repeticiones más y 3, aquí metan el máximo y hagan tres series de 3, un intento con su máxima capacidad y 7 repeticiones más para congestionar totalmente. Verán qué pecho más profundo y grueso ostentan. El mismo sistema se puede seguir para el peso muerto, aquí no se asusten metan kilos, muchos kilos, los pueden manejar, estoy completamente convencido.

          Este programa síganlo tres veces a la semana, durante 6, al cabo de las cuales podrán retornar a su programa normal y verán qué livianas les parecen las mancuernas de 18 kilos que empleaban para los curls. Habrán adquirido mucho más volumen y más confianza en sí mismos.

ejercicios culturista 2

2 comments on “GUSTAVO GARZO”

    1. Muchas gracias Antonio.
      Incluso para los muy nostálgicos como yo, estos artículos parecen como muy sencillos, muy antiguos y, a veces, hasta escritos con muy pocos conocimientos; pero tienen cosas interesantes y se puede aprender de ellos. Y desde luego que es una forma ideal para ver cómo ha ido evolucionando el concepto del entrenamiento con el paso de tiempo.
      Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lucio Doncel Recas logo footer
Entrenador de fuerza, powerlifting, halterofilía y acondicionamiento físico en general. Si queires mejorar en técnica y cambiar tu entrenamiento a algo mucho más cuidado y de mejor calidad, solo tienes que contactarme.
¿HABLAMOS?
× Pregúntame
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram