Las Piedras de la Universidad de Murcia

(6-XII-2019)

A finales de 2018 inicié mi colaboración en el “Máster de Entrenamiento de Fuerza” de la Universidad de Murcia. Entre las cosas que tenía que hacer estaba una clase práctica en la que tenía que enseñar a los alumnos la técnica del levantamiento de piedras y a cómo trabajar con ellas. Carlos Echeverría y Ricardo Morán, los directores del máster, consiguieron la colaboración del centro “Kumuka CrossFit” e hicimos la clase con el material con que ellos disponían: un buen número de piedras esféricas y unos barriles metálicos que utilizamos a modo de piedras cilíndricas.

Para mi segunda participación, que tuvo lugar el 6 de diciembre de 2019, Carlos Echeverría me contó que Ricardo, un auténtico forofo de las pruebas de “strongmen”, había llevado a la universidad cinco piedras naturales. Me mandó una foto de ellas y me dijo que no eran excesivamente pesadas. Ricardo incluso les había puesto un nombre y había una historia de cada una de ellas, relacionada con la mitología nórdica. Me gustó porque podíamos hacer un trabajo diferente al del año anterior y, también, porque me apetecía probar las piedras y conocer la historia.

piedras para levantar en murcia

Recordé, además, haber visto una foto de Ricardo, en Instagram, trabajando con una réplica de la famosísima piedra islandesa “Husafell Stone”, así que le llamé para ver si también podíamos trabajar con ella durante la clase. Me dijo que por supuesto que sí, y, por si era poco, me pidió que le consiguiera una piedra tradicional vasca. Nos decidimos por una cilíndrica de 75 kilos y hablé con Jose Antonio Gisasola “Zelai” para que nos la hiciera. La cosa desde luego  prometía.

lucio y piedra pequena

Llegué a Murcia a primera hora de la mañana. Antes de empezar las clases Ricardo me enseñó las piedras. Su peso está entre 16 y 70 kilos. Sus nombres están tomados de la “nornas” de la mitología nórdica y el sentido, el significado que se le da a cada una también tiene la misma relación. La más ligera de estas piedras, la que denomina “Urðr”, pesa exactamente 15,88 kilos. “Urðr”significa “lo que ha ocurrido”, el destino. Recibe este nombre simbólico porque es la primera que se levanta, con la que los atletas se inician en este camino del levantamiento de piedras. Como bien escribe Ricardo, “es el respeto a todas las piedras por lo que representan, no por lo que pesan… juzgar a las piedras por su peso es una batalla perdida para el levantador antes de comenzarla; siempre habrá una piedra que no podrá ser levantada”.

La segunda de estas piedras, la denominada “Verðandi”, es otra “piedra de iniciación”. “Verðandi” significa “lo que ocurre ahora”. Este nombre viene dado porque el levantador se encuentra “en el presente de su camino y quiere continuar levantando, mejorando para tratar aquellas piedras que se proponga”. Su peso es prácticamente idéntico al de la “Urðr”, tan solo unos gramos más pesada: 16,12 kg.

“La Gema de Brynhildr”, pesa el doble que las dos anteriores: 32 kilos. Esta piedra natural fue antiguamente una gema perteneciente al yelmo de Brunilda, la más famosa de las valquirias, que cabalgaban por el mundo a lomos de su caballo alado seleccionando luchadores caídos en batalla para que ascendieran al Valhalla y pasasen a formar parte del ejército que Odín estaba forjando para la batalla final, el Ragnarok”. Sigue sintiendo un reto asumible para la mayoría de los alumnos y “Levantar esta piedra es un gesto de respeto y ayuda hacia la mejor de las Valquirias, puesto que al ser levantada, la Gema es reconocible desde las alturas por Brynhildr y de esta manera, llegará el día que descienda en su caballo alado para recuperar esta parte de su valiosa armadura”.

“El Yunque de Ivaldi” “era una piedra utilizada por el Gigante de la escarcha Ivaldi, la cual estaba protegida por un encantamiento para que no fuese destruida al primer golpe de su martillo”. Su peso sube ya hasta los 58 kilos y ya hay que estar un poco habituado a levantar piedras para hacerse con ella. “Aún conserva parte de su forma en uno de los extremos, así como la forma cilíndrica en la parte de abajo, la cual Ivaldi apoyaba sobre alguna de las ramas de Yggdrasil, el árbol del mundo, puesto que era la única superficie que soportaba la furia de Ivaldi durante sus numerosas creaciones”. Es el paso definitivo para intentar retos más exigentes.

“El Escudo de Thor” es la más pesada de esta serie de piedras que Ricardo Morán tiene en la Universidad de Murcia. Pesa 69,12 kilos y “fue un regalo a Thor de Sindri y Brök, maestros enanos forjadores de poderosas armas empuñadas por Dioses”. No es ya una piedra al alcance de cualquiera. “Levantar este escudo confiere un estado de salud mayor y es una prueba inequívoca de Fuerza”.

lucio enseniando a levantar piedra

Ricardo quiere incorporar dos piedras más, una de unos 100 kilos y otra “casi imposible” que esté sobre los 190 kilos. “Sería la última de las nornas, a la que nunca se puede derrotar”.

El trabajo con las piedras lo llevamos a cabo por la tarde, cuando ya habíamos acabado con las teóricas. Para abrir boca, y mostrar a los alumnos algo relacionado con la tradición de las piedras escocesas, probamos la réplica de las “Dinnie Stones”. Son unos pilares de hierro en los que se pueden insertar discos olímpicos. A cada uno se le pone una anilla de las mismas dimensiones que las que tienen las “Dinnie”. Con esa anilla la altura también es la misma que tienen las, probablemente, piedras escocesa más famosas. No las cargamos mucho, unos 50 kilos en cada pilar; se trataba simplemente de que los alumnos tuviesen una idea algo más próxima de algo de lo que habían visto en vídeo por la mañana.

Lucio levantando piedra ligera

Nos fuimos, después, a por las piedras de la Universidad. Primero las levantaba yo para que viesen el modo de hacerlo, y luego probaban los que lo deseaban. Con las tres más ligeras practicamos el “pulseo” canario. Probaron unos cuantos de los chicos y dos de las chicas.

“El Yunque de Ivaldi” lo llevé hasta el hombro y me alegró ver que uno de los alumnos también se animaba a ello. Por supuesto que lo consiguió y con un poco más de práctica podría con piedras más pesadas.

levantando piedra grande

Aunque aún nos quedaba probar “El Escudo de Thor”, decidí que era mejor pasar a trabajar con la réplica de la “Husafell Stone”, ya que es algo más ligera que “El Escudo…”. Todos la miraban con cierto escepticismo, como sin entender qué es lo que había que hacer con ella. La “Viahella” o “Husafell Stone” es la piedra islandesa más conocida. La original es la “puerta” que el clérigo Snorry Bjornsson puso, en 1757, en uno de los corrales que construyó, con piedras, en la región de Husafell, para que no se le escapasen las ovejas. De hecho, “Viahella” significa «la piedra plana del corral de las ovejas”. Pesa 186 kilos. La primera vez que se utilizó en el “World Strongest Man” hubo que recorrer con ella, sujeta en los brazos, 60 metros. La tradición dice que hay que cogerla con los brazos y rodear todo el corral, unos 40-50 metros.

La réplica que ha preparado Ricardo Morán pesa 50 kilos, pero se le pueden añadir discos para ir trabajando progresivamente. En este primer contacto con ella nos conformamos con el peso original. Cuando los alumnos me vieron trabajar con ella, y comprobaron que se podía andar con ella sujeta sobre los brazos, prácticamente todos se atrevieron a “dar un paseo” con ella.

Propuse trabajar con “El Escudo de Thor” de modo similar, haciendo “transporte” con él. Es más complicado de coger, más incómodo y también más pesado, pero a esas alturas ya estaban todos bastante animados y probaron unos cuantos con él.

Dejé para el final la piedra cilíndrica de 75 kilos que había preparado “Zelai”. Llevé un par de chalecos para que los probase quien quisiera. Hubo unos cuantos que se decidieron y que pudieron llevar la piedra al hombro.

lucio y piedra cilindrica

Una bonita experiencia de la que espero participe mucha más gente en futuras ediciones del “Máster de Entrenamiento de Fuerza”.

grupo piedras en universidad de Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba